Martes 13 de octubre “Teaching Diploma Rockschool”

Prácticas

La clase empezó con la exposición de los trabajos que habíamos acordado en la sesión anterior:
-Cómo conseguir que nuestro alumno memorice las notas musicales
-Decidir si es mejor que las aprenda primero en el sistema clásico o moderno o en ambos a la vez.
-Cómo enseñarle a memorizar el nombre de las cuerdas del instrumento.
Hubieron varias propuestas interesantes varias de ellas referidas a juegos o planteamientos infantiles, como por ejemplo utilizar métodos basados en distintos colores, gráficos hechos con el ordenador, en concreto con Neck Diagrams, o bien que fuera el alumno el que dibuje el instrumento y le ponga nombre a la cuerdas. También se propuso un juego consistente en construir unas frase a partir de los nombres de las notas del instrumento, teniendo en cuenta que siempre vamos a acostumbrar a nuestro alumno a que cualquier representación musical, tablatura, pentagrama, gráficos, etc, siempre llevará abajo los graves y arriba los agudos, por lo que la frase la escribimos para leerla en el orden de las cuerdas del bajo o la guitarra:
1 –MI edo
2 – SI n
1 – 3 -SOL ita
2 – 4 -RE pta
3 – 5 – LA gartija
4 – 6 – MI
y para las notas en el cifrado moderno
1 – E scachufladas
2 – B uenas
1 – 3 – G alletas
2 – 4 – D á
3 – 5 – A amigo
4 – 6 – E l

Conclusiones
Un problema que se vió durante la hora y media que duró la sesión, unas vez puestos a realizar la simulación de la clase fue la necesidad constante de, antes de abordar un problema, tener la seguridad de que nuestro alumno de inicio con ocho años y sin ningún aprendizaje previo de solfeo, entienda bien toda la terminología técnica, por muy sencilla que nos pueda parecer: cómo se llama cada dedo de cada mano, qué es y cómo se lee la tablatura, hablarle de tempo, negras, corcheas, silencios, etc o usar un lenguaje previo más sencillo.

También estuvimos valorando si es o no demasiado pronto para enseñarle cuestiones técnicas tales como aprender a afinar el instrumento y el cómo se usa el afinador, usar metrónomo, enchufar él el amplificador o comentar con sus padres cómo funciona y los peligros que puede tener tocar mojado, por ejemplo después de la ducha, o al aire libre lloviendo.

PRÁCTICA A PREPARAR PARA LA SIGUIENTE CLASE

El escenario que proponemos para la siguiente clase es el siguiente:

Damos por vistos todos los pasos previos antes de empezar a tocar, y que bien pudiera haber sido el contenido de una primera clase real de 25 minutos, y ahora vamos a empezar a trabajar ya con el alumno, pero nos vamos a plantear las siguientes cuestiones: ¿cómo sincronizar ambas manos? ¿por separado, trabajando una sóla primero y después coordinando las dos? ¿Las dos a la vez con una sóla cuerda o mejor con las cuatro desde el primer día? ¿Usar un dedo sólo de la mano derecha o los dos? ¿Mejor empezar con la pua? ¿Con algún otro dedo?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *