Los colores de las cinco tonalidades fundamentales

Definición de tonalidad

Una tonalidad es un conjunto de notas que están atraídas por un centro de gravedad común llamado Tónica.

La siguiente metáfora nos puede ayudar a comprender el funcionamiento de la tónica:

Observemos un planeta, por ejemplo Plutón, y los seis satélites que gravitan en torno a él. Podemos hacer la comparación de que Plutón es la tónica y los seis satélites que giran a su alrededor, por el efecto de la gravedad, las notas de la escala que son atraídas en mayor o menor medida por la Tónica Plutón. La nota central sobre la que orbitan el resto de las notas la denominamos Tónica y es la que da el nombre a la tonalidad.

Nota: Se denomina “satélite” a cualquier cuerpo celeste que orbita alrededor de un planeta y, de esta manera, las notas de la escala serían satélites que giran alrededor de un planeta llamado Tónica.

Otra forma sencilla de pensar y visualizar la Tónica:

Un imán alrededor del cual se hallan el resto de las notas de la escala. Si pensamos en varios pequeños objetos de metal, por ejemplo un “clip” de los que se usan en en las oficinas para juntar hojas de papel y un imán, los “clips” serían las notas de la escala y el imán la tónica que en mayor o menor medida atrae sobre sí a los metales dependiendo de la distancia a la que se encuentren.

La tónica da a la tonalidad su nombre y es la nota que genera el resto de las notas de la escala, como veremos más adelante en la Serie Armónica.

En nuestro curso vamos a trabajar con las cinco tonalidades más usadas en la música popular moderna: mayor, menor, mixolidia, dórica y “blues”. Posteriormente añadiremos una tonalidad más que influye especialmente en la música española y latina en general: la tonalidad frigia.

Las escalas que vienen de la música clásica y tradicional europea tienen siete notas y las que tienen origen africano suelen tener cinco notas y son comúnmente conocidas como escalas pentatónicas.

C mayor

Escala Cmaj

 

A pent menor

Escala Apent min

Progresión de acordes de la tonalidad mayor

Sobre cada una de estas notas se puede formar un acorde de tres notas que denominamos triada. Un acorde triada se forma añadiendo a cada nota de la escala otras dos notas que estén a distancia de terceras (ver “intervalos” en la Lección 0), como mostramos en el siguiente ejemplo sobre la escala mayor de C:

El color de la tonalidad mayor edit 2
El análisis armónico

Según vayamos conociendo las distintas tonalidades iremos aprendiendo el concepto del análisis. Pero lo vamos a hacer de una forma escalonada para evitar manejar términos que quizá todavía no alcanzamos a comprender en su totalidad.

A cada nota de la escala la denominamos Grado y la simbolizamos con un número romano que indica su posición de orden numérico en la escala.  Le añadimos una serie de letras y números que indican su color y las variaciones del color del acorde que queramos utilizar. Cuando el color es mayor basta con poner el nombre del acorde en nomenclatura moderna y en mayúscula. Así, si se trata de un Do mayor, bastará con cifrarlo como “C”. Al acorde triada menor le añadimos la  letra “m”  minúscula. En al gunas ocasiones en los cifrados en lengua inglesa es usual verlo cifrado como min, abreviatura de “minor”. También es costumbre cifrarlo con el signo matemático menos: ” – ” . Por ejemplo, el acorde del segundo grado de la escala de Do mayor, Re menor, lo podemos encontar cifrado de las siguientes formas: Dm, Dmin o D-.

El acorde triada disminuida lo ciframos con la abreviatura “dim”, de diminished en iglés aunque también lo encontraremos con frecuencia cifrado con el símbolo ” º ” . Por ejemplo el séptimo grado de la escala de C mayor lo podemos ver cifrado como Bdim o como Bº.

En la escala de Do mayor, C sería la primera nota y la denominamos grado I, D la segunda y es el grado II, y así consecutivamente con las notas restantes de la escala.

Veamos todos estos conceptos aplicados a la tonalidad de Do mayor:

El color de la tonalidad mayor edit 2

Análisis:   I                  IIm                 IIIm                 IV                     V                   VIm              VIIdim

Aprender a analizar los acordes de una canción es quizá la herramienta armónica más importante que debe usar un compositor pues nos permite saber en todo momento qué está ocurriendo con la armonía de nuestra canción y qué posibilidades tenemos en nuestra paleta de “colores armónicos” para ir resolviendo los distintos problemas que se nos van planteando. Además también es una forma contundente de evitar el bloqueo.

Nota: Es muy usual analizar poniendo el grado del acorde debajo del pentagrama, aunque nosotros creemos más práctico hacerlo encima por claridad, comodidad y limpieza según iremos viendo a lo largo de las prácticas

Hasta ahora en los Módulos 1, 2 y 3 hemos estado creando las secciones de una canción usando un único acorde. Ahora vamos a aprender a usar otros acordes de la tonalidad.

Empezamos por la tonalidad mayor y después vamos a continuar con el resto de tonalidades. Una vez aprendido estos pasos nuestro siguiente objetivo será aprender a manejar acordes que estén fuera de la tonalidad.

Como decíamos anteriormente, en la música popular moderna la mayoría de las canciones están en una de estas cinco tonalidades.

Podemos pensar en el “color de una tonalidad” como una expansión o continuación del color del acorde del grado I, es decir la tónica.

Cuando estamos utilizando la armonía en una canción podemos pensar de dos formas

  • Acordes que giran entre sí una vez y otra sin parar.
  • Acordes que se mueven desde la tónica, el acorde I, y tienden a volver sobre ella, Este segundo enfoque se basa en la relación entre la armonía y la melodía

Generalmente la mayoría de los compositores trabajan creando una mezcla de los dos sistemas.

Vamos ahora a trabajar sobre el primer enfoque: acordes que giran entre sí.

El color de la tonalidad mayor

Posiblemente la tonalidad mayor sea el color más común de los usados en las canciones. Podemos visualizar la tonalidad mayor como el resultado de expandir y enriquecer el acorde mayor. El color general de la tonalidad está definido por el acorde mayor del grado I y su relación con el resto de acordes de esta tonalidad. Todo ello contribuye a la formación del color general de la tonalidad.

Pentagrama con los acordes triadas de C

El color de la tonalidad mayor edit 2

 

Análisis: I                    IIm                 IIm                  IV                    V                  VIm               VIIdim

Ejemplos de canciones compuestas con acordes de la progresión de la tonalidad mayor:

Burning – Qué hace una chica como tu en un sitio como este

 

John Lennon – Imagine 

Analizar en Real Rock Book 2

El color de la tonalidad menor

Es casi igual de común que la tonalidad mayor, y de hecho se trata de una tonalidad relativa a la mayor, es decir, que está implícita en la tonalidad mayor como veremos más adelante.

El color de la tonalidad menor lo podemos entender como el resultado de expandir el color del acorde menor del primer grado por toda la progresión de acordes que la forma.

EJEMPLOS MP3

El color de la tonalidad menor

 

Análisis: Im                 IIdim                 bIII                  IVm                  Vm                  bVI                  bVII

En la tonalidad menor aparecen algunos intervalos distintos de la tonalidad mayor. Una vez más, en lugar de utilizar la nomenclatura clásica de los intervalos (tercera menor, sexta menor y séptima menor), preferimos utilizar la nomenclatura habitual en el jazz y en la música popular moderna. Consideramos que ésta forma es más ágil y fácil de usar, sobre todo en composición, arreglos e improvisación, donde por la forma habitual de trabajar de los músicos muchas veces, sin partituras o sólo con guiones de acordes, llegar a analizar en tiempo real tiene mucha importancia. Es por esto que observarás que en el cifrado de la tonalidad menor aparecen intervalos como bIII, bVI y bVII. Esto nos da una pista importante pues cuando vemos que aparecen en una progresión de acordes es señal de que estamos en una tonalidad menor.

Ejemplos de canciones compuestas con acordes de la progresión de la tonalidad menor:

Joan Manuel Serrat – Mediterraneo

 

Eric Clapton – Layla

Analizar en Real Rock Book 2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *