Prácticas Módulo 14

Trabajo 1 – Escribe el guión armónico en papel pautado lo más similar posible al formato usado en los Real Books, que es el que se tiene por estandar en el campo de la música profesional. Si te es posible intenta escribir un boceto de la melodía acompañada de la letra, pero si te supone demasiada dificultad sólo con la armonía nos vale, ya que éste va a ser el guión que vamos a utilizar con los músicos que nos van a acompañar en el proyecto de que nuestra canción sea interpretada en la audición que se celebrará en colaboración con la asignatura de canto y otros departamentos de la escuela.

Recursos – Puedes presentar el guión escrito a mano o utilizando cualquier programa de edición de partituras que te guste. Si tienes dudas acerca de la realización de este guión las puedes consultar en la clase del próximo viernes o bien a través del correo electrónico, pero es necesario que tengas escrito un borrador donde figuren los acordes, la letra y las partes de la canción para agilizar el trabajo lo máximo posible. También tienes que pensar en cómo hacer un guión específico para cada instrumento que quieras utilizar en el arreglo de tu canción, en los que haya indicaciones que consideres importantes a realizar por cada músico de los que quieres que colabore en la interpretación, tales como grooves de bajo y batería, breaks, motivos rítmicos, riffs, sólos etc, así como pensar en la tesitura del cantante, dependiendo de si va a ser masculino o femenino. Esta semana dedicaremos el tiempo necesario a revisar y aclarar todos estos elementos.
Si sigues el curso online también es importante que participes en este proyecto enviándonos los guiones con las aclaraciones que consideres necesarias para que la interpretación de tu canción se adecue lo máximo posible a tu idea original.

Trabajo 2 – Comenzar la composición de nuestra segunda canción, que tenemos que intentar tener acabada sobre la primera semana del tercer trimestre, con las siguientes directrices:

Esctructura: Verse – Prechorus – Chorus

Armonía: Utilizar progresiones estandar adaptadas a las necesidades de la canción de manera que el verse y el chorus estén basados en la misma progresión de acordes pero con distinto
ritmo armónico y el prechorus sea una progresión totalmente distinta.

Melodía: Utilizar máximo de dos notas por acorde con notas de paso y notas veccinas cuando lo creamos conveniente.

Letra: Intentar que la letra narre una historia, algo que nos ha sucedido real o ficticio a nosotros o a algún personaje al que involucremos en la canción. El título de la canción debe dar
la máxima información al oyente sobre lo que va a ir nuestro relato, o crear en él una intriga, y debe ser el estribillo.

Ejemplos:
El blues de lo que pasa en mi escalera – Joaquín Sabina
Cuervo Ingenuo – Javier Krahe
Maneras de vivir – Leño
Pongamos que hablo de Madrid – Antonio Sánchez y Joaquín Sabina
Social peligrosidad – Cucharada
¿Qué hace una chica como tu en un sitio como éste? – Burning
La chica de ayer – Nacha Pop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *